miércoles, 24 de marzo de 2010

Respuesta de la lluvia

Desde el mar, miraba hacia la otra orilla imaginando esos ojos que todo lo traspasan.
Me mojaba de sol y de llovizna.
Sí, aumenta el deseo cada día. No, ya no estarás más nunca sola.
Ya no abrán más ausencias ni partidas.
Ya no esperarás por nadie nunca más: me hago en tu piel, toda la lluvia.

1 comentario:

  1. Entretenido e interesante el blog, estuve un rato paseando, saludos!

    JD

    ResponderEliminar