jueves, 17 de mayo de 2012

Diario de Ismael Da Silva (VI)


Viernes, Maitines.
Oigo, a pesar de la hora, a Francois cantando por la calle. No entiendo muy bien su idioma, pero lo canta alegre e irónicamente:

                        Ah! Je sens l´enfer des délices
Et par les brumes nidoreuses imitant de floches
Chevalures- respirations tuoffues de vieillards
Imberbes- la tiédeur mille fois ferocé
De la folie hurlante et de la mort.


 Sábado, Maitines.
Fue Seamus quien me habló de Rupertland. Tierra conquistada por rusos, españoles e ingleses, las tres culturas lograron convivir juntas. Las cientos de tribus aborígenes dominaban el sacerdocio, y el culto del Oso privaba entre ellos. Maremotos luego de la hecatombe, como en casi todas las costas, sepultaron sus principales ciudades costeras. Entonces vino el predominio de las ciudades tierra adentro, refugiadas en murallas inmensas de hierro y hielo. Se dedican a la minería esencialmente y cazan otros humanos y algunos animales para sobrevivir. Y cuenta que sus ancestros vienen de ahí, que llegaron a ese lugar hace mucho tiempo desde acá. Por tanto, fue un viaje de ida y vuelta el realizado por él. Le parece irónico. ¿Qué te parece irónico? , le pregunto. Que nada de lo que practican los rupertianos actualmente le repugna.
En esta isla, desde hace más de veinte años, me dice, predomina el gobierno de los jóvenes. Tomaron el poder pronto, y resultaron en mucho peor que los ancianos. Llegaron después que cerraron  las universidades en el año 2012. Eso desencadenó la violencia en la región. Ocurrió antes del gran terremoto, pero después del quiebre de la gran Montaña. Luego de esto, la ciudad siguió en ruinas. Le hablo de Santiago de León, mi ciudad. Era apenas un estudiante, llevaba la mitad de la carrera cuando esto sucedió, le digo. Primero dictaron medidas varias, creando nuevas reglas. Luego, empezaron a presionar sobremanera a los profesores y catedráticos: eliminaron las becas, la investigación, los sueldos. Luego, un día, los fueron a buscar en camiones, los obligaron a montarse, los humillaron en la Isla de los Checos, hacia el centro de la ciudad, cerca de la Plaza Mediterráneo. Los vistieron con togas y birretes, los hacían marchar hacia un estrado y en él, el Tirano les entregaba, a manera de diploma, la carta de despido, llena de injurias. Posteriormente, los golpeaban mientras caminaban entre los soldados, varios de cada lado, y les arrebataban a golpes y patadas la toga. Los volvieron a montar en los camiones y los sacaron de la ciudad. Los profesores protestaron, pero era demasiado tarde. Los capturaron, y los enviaron fuera, hacia los campos. Al llegar, vi a mis antiguos forzados haciendo trabajos forzados, en ese clima gélido. El mayor dolor, era la hermosura del paisaje. Dicen que algunos se pudieron fugar. No los vi nunca más.
Por primera vez, interrumpí la grabación para comunicarme directamente con Leonor. Le pedí que confirmara el registro de Violeta en nuestros archivos. Me respondió que estaba registrada, que vivía en Madrid con su madre. Eso me alivió, pero preferí no decirle nada a Seamus. Volví a conectar el grabador con un golpe en la mandíbula, una fuerte mordida que hace resonar los dientes, y seguí caminando con Seamus. Entonces fue que me habló del Diario de Hithloday. Me dijo que estaba en la isla. Eso me alegró sobremanera. Al conseguirlo, podría partir. Se lo dije. Se ofreció a ayudarme a conseguirlo, con la condición de que lo dejara marcharme con el. Accedí.


 Martes, hora Sexta.
He descubierto una cuarta red de internet, clandestina. No he podido dormir a partir de lo que descubrí en ella.
También he descubierto que los Príncipes y los (altos dignatarios) tienen acceso a tres redes más de internet, de procedencia africana. Los de cargos no muy altos, solo a dos. Las bibliotecas virtuales son de total acceso para el resto de la población. No pueden frecuentar los textos prohibidos, solo parte de la casta superior de los sacerdotes. X, es uno de ellos. Nos ponen a trabajar a los extranjeros en ello, pues no tenemos relación mayor con la población. Eso me ha permitido investigar con cuidado. Es mucha la información: por qué el vegetarianismo de los animales, estructuras de las ciudades, etc.
Transcribo a continuación en este Diario, con vistas a archivar y poder llevar al lugar indicado (no es seguro enviar información por las redes, ni siquiera por esta clandestina) el documento mas importante que me encomendaron encontrar. Nunca pensé que lo encontraría en esta miserable isla: El diario de Rafael Hithloday, en sus viajes acompañando a Vespucio por estas tierras. Su lenguaje es sencillo, directo, seco. Hithloday estaba decepcionado de Europa, del mundo del Barroco. Da por finalizada una época del hombre y concibe a América como proyecto final. Su escritura parece como si viajara a otro planeta, otra galaxia.
Comienza la transmisión hacia Leonor.


Viernes, Laudes.
Pronto descubrí falsificadores de textos, de fotografías: de hechos. Pensé que eran los sacerdotes, pero una vez más en esta isla, me equivocaba: era el pueblo. Adaptaban las historias, todo, a la forma en que veían el mundo en ese tiempo y lugar. Y lo hacían sin resentimiento. Por ejemplo, encontré que la historia de la isla no comienza en el año 98, como señalan todos, ni que los logros del gobierno del momento fueran los que ellos señalan. En fin, esta casta sacerdotal es una estafa. Y me hace sospechar sobremanera de cualquier documento leído hasta ahora.
Entre muchas cosas, encontré un mapa. Me concentré en América. Descubrí los siguientes datos:
Hacia el sur, la república más importante es la República Juliana, fundada por Garibaldi, orientales y naturales de Santa Caterina. Tiene más de doscientos años. Es el país más próspero del continente, incluso después de la catástrofe, cuando los puertos del Río de la Plata y del norte del Paraná, se sumaron.
República de Lousiana: su extensión va de la ciudad submarina de New Orleans a Saint Louis, de las Rocosas a las tierras bajas de Alabama. Es un país esencialmente marino y musical. El lago del Mississipi les provee alimento y gracias a viejos barcos de vapor se comunican entre ellos. Parece que los blancos suelen ser esclavizados.
El país más aislado de Europa, y por tanto quizás el más próspero por sus aguas, parece ser Escocia. La isla posee un intenso comercio con él. El segundo vendría siendo el Reino Helvético, sede de la industria médica, de la genética fundamentalmente. Abarca toda la zona de los Alpes. No dejan entrar a nadie en sus fronteras, a menos que cancelen en oro su entrada.
Otras repúblicas del norte de América: Kinseyland. Capital: Topolambo. Se encuentra al sur de Rupertland y finaliza hacia la tierra de San José (a la altura del gran Istmo). Al norte de Texas, hacia los Grandes Lagos, está la tierra de Considerant (fundado en 1854), de habla francesa al igual que la Louisiana, aunque separadas por el origen de los mismos y sus sistemas de gobierno. Hace frontera con New Harmony en el valle del Ohio, y con el poderoso estado de Icaria, que comprende todo el Noreste de Norteamérica, incluyendo las tierras invadidas a los finlandeses, suecos, holandeses y daneses a través del tiempo. Es el estado más poderoso de todos, el más detestado y, paradógicamente, el que ha otorgado más libertades. Al sur de este estado, se encuentra el país de Cucania, tierra de pereza y Carnaval, ligada en raza y costumbres con la isla. Otras repúblicas, reinos y tierras en América: Jauja, entre el Istmo y Welserland, lugar próspero en café y metales preciosos. Lugar mítico, detuvo el ingreso de inmigrantes hace décadas; la Isla de San Bandrán, de habla gaélica, centro religioso al sur de la isla de Groelandia. En la isla de Rhodakanaty, se encuentra la ciudad de Plotino. Como la república del Chaco, es una tiranía, que comenzó con alturas de paraíso en la tierra y devengó en cárcel (¿cuántas de esta repúblicas no son cárceles?). Al sur de la isla se encuentra la tierra enorme de Abreu-Lima. Va desde el Matto Grosso hasta el sur de León. Fue fundada esta república en 1855 por un general de Bolívar, natural de Pernambuco. Fue la causante de la guerra del Sur, entre las repúblicas americanas de este lado de la tierra. Fue una guerra de más de 50 años, entre finales del siglo XIX y comienzos del XX.
Otras tierras que comercian con la isla: Owenland. Comprende los territorios de Texas y Couliacán. Fundada por Wilfred Owen en 1828, en unión con los independentistas mexicanos enemigos de Santa Anna. Tierra que padeció numerosas guerras con varios vecinos durante todo el siglo XIX. Las lenguas oficiales son el español y el inglés. Vive en conflictos, guerras y armisticios con Lousiana.
Estos datos valen oro. El envío a Leonor fue inmediato. En especial la última de las informaciones conseguida en estos documentos: Todas las repúblicas nombradas con anterioridad en América, ha devenido en tiranías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada